lunes, 20 de diciembre de 2010

Dar es recibir

Hace tiempo que trabajo en una tienda de comercio justo como voluntaria. Hace unos 2 meses, se incorporo una chica, tambien como voulntaria de la tienda, que tenia graves disacpacidades. le cuesta hablar, las manos se le mueven mucho, por lo que tiene poca precision, y le cuesta hablar y a veces oir.

Al principio, no sabiamos si iba a encajar muy bien y si habria muchas cosas que ella podria hacer. Despues de 2 meses buscando cosas que ella pudiera hacer, pequeños retos que la hicieran sentirse util, y enseñandole poco a poco como funcionaba la tienda, hoy ha sido el gran dia. Hoy por primera vez ha atendido a alguien ella sola. Se ha puesto tan contenta que en cuanto el cliente se ha ido ha empezado a reirse y me ha dado un par de besos. Verla tan feliz me ha dejado sin palabras.

6 vuelos a ras de suelo:

Cristinaa dijo...

Ellos sí que saben agradecer lo que se les da... te lo mereces!

`·.·•¤ Hanabi ¤•·.·´ dijo...

¡Que hermoso! No hay nada mejor que sentir el apoyo de alguien cuando lo necesitas. De seguro que ella se siente muy bien y capaz de lo que sea gracias a ti ^^

Muchas gracias por tu visita :)

¡Besitos!

Ricardo Miñana dijo...

Al llegar estas fechas tan entrañables, con mis mejores deseos de paz y felicidad.

¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Un abrazo.

FacuZ dijo...

QUe bonita historia, anècdota para alegrar un corazón en cualquier momento...


como a mi, ahora.

Un beso grande!

Facu.

Pablo Sarto dijo...

Y hace sentir bien,aunque, a veces te hace pensar,ojalá fuera menos utópico,y pensara menos y fuera más como el resto,afortunadamente estos negativos pensamientos pasan sólo fugazmente... =)

Sandra dijo...

¡Qué bonito!