lunes, 11 de abril de 2011

Otra vez este torbellino del que no se como escapar. Tampoco puedo pararlo. Es ajeno a mi, tiene vida propia. Pero a la vez me afecta.


Creo que tengo que aprender a decir que no...

5 vuelos a ras de suelo:

Mark de Zabaleta dijo...

Realmente distinto...

Saludos
Mark de Zabaleta

Pablo Sarto dijo...

"Compramos menos,partimos con ventaja"

Decir que no es sólamente la manera opuesta de decir sí,igual te resulta más facil así.

José Luis dijo...

¡No! Una declaración básica que contiene nuestra dignidad.

AM Editorial dijo...

Hola:

El problema no reside en saber decir que no, sino en sentirlo realmente.

En ocasiones, podemos decir "mira, no", pero seguir permitiendo que nos arrastren hasta ello.

¿Quizás la clave esté en ser ególatras camuflados?

Enhorabuena por el blog.

Gibram dijo...

Saber es tener responsabilidad de actuar..
Saber del poder es comprometerse
con un cambio de la sociedad”

Por eso cuando hay que decir que No es necesario que lo digas y no dar vueltas al asunto.